Todas las predicciones de Marx fallaron: cada vez hay menos pobres

Todas las predicciones de Marx fallaron: cada vez hay menos pobres

La fantasía de Marx, que predecía una pobreza generalizada en los desventurados países que adoptaran el esclavizante capitalismo, se ha demostrado completamente falsa, cada vez hay menos pobres

La realidad ha DEMOSTRADO que los países que han “caído” en las garras del capitalismo, especialmente en el de libre mercado, son más libres, más ricos y su población tiene mayores niveles de bienestar.

Esa misma realidad ha DEMOSTRADO que, en contra de lo que prometía el comunismo marxista, los países que más profundamente han adoptado esos principios comunistas son más pobres, sus ciudadanos son menos libres y disfrutan de niveles de bienestar infinitamente menores que los de los capitalistas

Todas las predicciones de Marx fallaron: cada vez hay menos pobres

Vanessa Vallejo 20 Diciembre 2016

Las ideas de Karl Marx han sido puestas en marcha decenas de veces en diferentes lugares del mundo. Siempre con la misma consecuencia: muerte y miseria. El nivel de fracaso de un país es proporcional a la intensidad con la que se apliquen las recomendaciones del padre del comunismo moderno.

Los países que, como Venezuela, han llevado al extremo la idea de un Estado planificador que controla la mayor cantidad de aspectos posibles en una economía, se han hundido en un pozo sin fondo del cual sólo el liberalismo podrá sacarlos. Otros, como Suiza, han entendido que entre más protagonismo se les dé a los individuos, mayor será el bienestar. Y entre Suiza y Venezuela hay un montón de países en los que su fracaso es mayor, o menor, dependiendo del nivel de intervención del Estado.

Ahora bien, aunque parece claro que el fracaso de un país es directamente proporcional al grado en el que se apliquen los consejos de Marx, es decir, se intervenga la economía, sorprende ver cómo, a pesar de los nefastos resultados del comunismo, los miedos que impulsaron a millones de incautos a las filas del marxismo, a pesar de que hoy en día y desde hace décadas están desmontados, siguen sirviendo para cautivar seguidores.

El líder por excelencia del comunismo moderno asustó a cientos de jóvenes haciéndoles creer que el capitalismo tendría consecuencias inevitables:  miseria, concentración de la riqueza y esclavitud. Al día de hoy a pesar de las claras pruebas de la tremenda equivocación de Marx, los jóvenes y seguidores de la izquierda mundial, siguen creyendo que el capitalismo nos llevará a una debacle sin salida alguna.

Pues bien, aunque es claro el resultado nefasto de las ideas de Marx, expondré acá con gráficas y datos lo evidente: el padre del comunismo moderno se equivocó en todas sus predicciones, el capitalismo solo ha traído bienestar y ha disminuido el número de pobres en el mundo entero.

1 -Al contrario de terminar sumido en la miseria, el mundo entero goza cada vez de mayor bienestar económico

Marx afirmaba que el capitalismo nos llevaría a la pobreza, que cada vez habría más obreros muriéndose de hambre por culpa de los malvados capitalistas. Los datos muestran lo contrario: para salir de la miseria no hay mejor remedio que el capitalismo.

En la siguiente gráfica, elaborada por el Banco Mundial, se observa cómo la población que vive en extrema pobreza, en el mundo entero, ha pasado de más del 80 % en 1820, a rondar el 20 % en la actualidad.

Fuente : Banco Mundial

Marx estaba increíblemente equivocado, año tras año, y gracias al capitalismo cada vez hay menos pobres en el mundo. Y a pesar de resultados tan evidentes como los de esta gráfica, la gente sigue teniendo la vaga idea de que estamos cada vez peor. No es cierto, estamos cada vez mejor.

Y esto ocurre en todo el mundo, como se puede observar en la siguiente imagen, en todas las regiones el número de pobres ha disminuido.

Fuente : Banco Mundial

2-Los obreros y los más pobres, al contrario de lo que afirmaba Marx, tienen mejores condiciones económicas y mayor bienestar

Los marxistas utilizan como una de sus armas más fuertes la idea de que los obreros, en tanto que son explotados y esclavizados por los empresarios, serán cada vez más pobres. Así convencen a miles de trabajadores incautos, que no tienen nociones básicas de economía, de alistarse en sus filas.

Sin embargo, los datos son claros. En la actualidad, los obreros, los trabajadores normales, viven con unos niveles de bienestar económico que ni los reyes del pasado podían conseguir. Tener luz, agua caliente, televisión, las cosas normales que cualquier persona disfruta en la actualidad, no estaban disponibles antes ni para la nobleza. Marx se equivocó, la gente más pobre, de países con economías de mercado, vive mucho mejor que los reyes del siglo XVI.

En la siguiente gráfica se observa cómo aquellos países más libres, los que evitan los consejos de Marx, ofrecen, incluso a sus habitantes más pobres, un mejor nivel de vida que el que existe en aquellos países en donde el comunismo ha logrado mayor aceptación y el Estado juega un papel más importante.

Página 24 Economic Freedom of the World: 2017 Annual Report

Es decir, el capitalismo, contrario a las declaraciones de Marx, beneficia también y sobre todo, a los más pobres.

En 1950 por ejemplo, como lo muestra la siguiente gráfica, los trabajadores en promedio pasaban en su trabajo más de 2.200 horas al año. Para el 2016, el promedio anual de horas trabajadas se había reducido a 1855.

Parece evidente que las predicciones de Marx sobre la miseria que traería el capitalismo y lo inconveniente que este es para los pobres, con las que los comunistas intentan propagar el miedo y conseguir seguidores, no tienen ningún sentido. la historia de la humanidad es una historia de pobreza hasta la revolución industrial, cuando el mundo conoció el capitalismo y la economía de mercado. El hombre vivió siempre al límite de la subsistencia hasta que empezó a hacer justamente lo contrario a lo que propone Marx. La economía capitalista simplemente ha tenido un éxito inigualable

Grandes pensadores marxistas, sobre todo afiliados a la escuela Frankfurt, así como el padre del progresismo moderno, Antonio Gramsci, saben todo esto. De ahí que hayan apostado por un cambio de estrategia. Está claro que Marx se equivocó y que el capitalismo ha logrado todo lo contrario a lo que afirman los comunistas, es por esto que el único camino que les queda es apelar a los sentimientos, ya que la lógica y la razón dejan claro que no tiene sentido seguir luchando por una ideología criminal.

https://es.panampost.com/vanessa-araujo/2016/12/20/karl-marx-se-equivoco/

 

Del ejercito industrial de reserva de Marx tampoco queda nada, en el mundo no existe un ejército de parados que no puedan ejercer ningún trabajo remunerado, ya que la tasa mundial de paro está en el 5.7%, es decir en el mundo existe el pleno empleo

 

Deja un comentario